Ya va siendo hora de conocer esos pequeños tesoros desconocidos que tenemos cerca de casa. Que nuestra pequeña Elia requiera en este momento de todas nuestras atenciones y no podamos hacer un viaje largo representa la excusa perfecta para realizar pequeñas escapadas de fin de semana a lugares con encanto que, como mucho, se encuentran a una hora y media de distancia de nuestra Cieza. Es el caso por ejemplo de uno de los considerados como pueblos más bonitos de España, Alcalá de Júcar, en la provincia de Albacete, una verdadera joya que Inma ya conocía de sus excursiones con el colegio. Aprovechando la ocasión, decidimos ir también a conocer el fantástico Castillo de Chinchilla de Montearagón, una localidad a solo 13 kilómetros de la capital que bien merece la pena un paseo, y el Castillo de Carcelén. Así pues, fueron tres las fortalezas que tuvimos el placer de conocer en esta bonita escapada de un día. ¡Menudos descubrimientos!

En esta ocasión nos acompañarán los padres de Inma, Manuel y Rosa. Es hora de madrugar para aprovechar bien este día, ¿qué dices? ¿Nos acompañas?


ITINERARIO