Día 2 en Copenhague

¡Buenos y cantieneleros días!

Comenzamos nuestro segundo día en Copenhague con un estupendo desayuno en el Hotel Andersen Boutique y con muchísimas ganas de seguir descubriendo nuevos monumentos de esta fascinante ciudad. El que ayer pudiéramos adelantar algunas visitas nos va a permitir dedicar algo más de tiempo a las de hoy, incluso descubrir lugares que no teníamos programados, ¡cómo nos gusta esto!

Salimos a la calle nuevamente bien ataviados con nuestros abrigos, bufandas y gorros. Aunque la sensación térmica es más fría que la de ayer, hoy no hay previsión de lluvia y eso siempre es una ventaja sobretodo para nuestra cámara de fotos. Nos dirigimos primeramente a la cercana Rådhuspladsen (por donde ya pasamos anoche), volviendo a pasar por delante de la puerta principal del Parque Tívoli. No podemos evitar volver a fotografiarla esta vez de día,  ¡qué recuerdos más bonitos nos llevaremos de este lugar!

copenhague334
Acceso principal del Tívoli

Justo enfrente de otra de sus entradas, la que da precisamente a la Rådhuspladsen, encontramos la famosa estatua de Hans Christian Andersen que dirige su mirada al parque de atracciones como si quisiera adentrarse en él con el fin de encontrar inspiración para otro de sus cuentos. ¡No olvidéis pasar por allí a saludarle!

copenhague335-2
Estatua de Andersen frente al Parque Tívoli

Plaza de Rådhuspladsen

Por desgracia encontramos la Plaza de Rådhuspladsen en obras, al igual que la de Kongens Nytorv, lo cual nos dificultó enormemente apreciar su verdadera amplitud y disfrutar de todos sus encantos. Se trata de otra de las plazas importantes de Copenhague en la cual desemboca uno de los dos extremos de la famosa calle Strøget.

copenhague335
Edificio del Ayuntamiento de Copenhague en la Rådhuspladsen

Por suerte las obras no nos impidieron admirar el imponente edificio del Ayuntamiento (Københavns Rådhus).Recordemos que el antiguo ayuntamiento de la ciudad se encontraba en la plaza Kongens Nytorv y había sido destruido por un incendio. Por ello, ya en el siglo XIX se decidió comenzar la construcción de un nuevo ayuntamiento en su nueva ubicación, estrenándose en 1905.

Su arquitecto, Martin Nyrop, decidió inspirarse en el ayuntamiento de Siena para su diseño. En efecto, su regio aspecto, su color rojizo y su torre del reloj recuerda vagamente al ayuntamiento sienés.

copenhague444
Ayuntamiento de Copenhague
copenhague335-3
Ayuntamiento de Copenhague

Nuestra intención era acceder a su interior pues allí se filmaron algunas de las escenas de La chica danesa (concretamente escenas del hospital donde practican la cirugía a Lili Elbe), pero nos lo encontramos cerrado por ser domingo. Al día siguiente sí lo hicimos justo después de regresar de nuestra visita al Castillo de Frederiksborg en Hillerød (de la cual hablaremos en nuestra próxima etapa), de modo que aprovecharemos justo ahora para mostrar las fotos que hicimos del interior.

copenhague336-3
Patio central del Ayuntamiento
copenhague336-4
Ayuntamiento de Copenhague

Fue todo un acierto entrar en el Ayuntamiento de Copenhague y desde aquí recomendamos a todos nuestros seguidores cantineleros que no dudéis en visitar su interior de estilo art nouveau nórdico ya sea por libre o acompañados de un guía, ya que es realmente precioso. Nosotros nos dedicamos a explorarlo subiendo y bajando distintos tramos de escaleras, de una belleza arquitectónica y decorativa realmente destacable. 

copenhague336
Escaleras del Ayuntamiento de Copenhague
copenhague445-2
Interior del Ayuntamiento
copenhague446
Tramo de escaleras donde fue rodada La chica danesa

Vor Frue Kirke (Catedral de Copenhague)

Nos dirigimos ahora a la calle Strøget donde, después de caminar un primer tramo, nos desviamos un poco para visitar uno de los templos más importantes de la ciudad, la Vor Frue Kirke (Iglesia de Nuestra Señora), hoy la considerada Catedral de Copenhague. Merece la pena acercarse a la Vor Frue Kirke (de acceso libre) si estáis interesados en contemplar un perfecto ejemplo de arquitectura neoclásica, obra de Christian Frederik Hansen. Aquel día también estaba cerrada, esta vez por motivos religiosos, así que las fotos que veréis a continuación también corresponden al día de mañana.

copenhague338
Entrada a la Vor Frue Kirke, a la manera de un templo griego

Erigida a principios del siglo XIX sobre una iglesia gótica anterior destruida durante el bombardeo de la capital danesa por parte de la Armada Británica en 1807, este templo luterano alberga esculturas de Thorvaldsen (uno de los escultores neoclásicos más representativos y posiblemente el artista danés más internacional), entre ellas los 12 apóstoles y el fabuloso Cristo Consolator, una obra maestra del periodo neoclasicismo y la razón principal por la cual nosotros quisimos acercamos hasta aquí.

copenhague337
Interior del templo, con las esculturas de los 12 apóstoles de Thorvaldsen a ambos lados
copenhague337-2
Cristo consolator de Thorvaldsen, en el altar de la catedral

Rundetårn 

Nuestra siguiente parada del día es una de las estructuras más visitadas y queridas por los propios daneses, la Rundetårn (torre redonda), a un corto paseo de la Vor Frue Kirke.

copenhague339
Inmediaciones de la Rundetårn

Este insólito monumento de 35 metros de altura fue levantado en el siglo XVII por orden del célebre rey Christian IV y formaba parte del llamado Complejo de la Trinidad (Trinitatis Complex), que comprendía la creación de un observatorio astronómico (situado en la parte superior de la torre), una biblioteca y una iglesia, tres edificios al servicio de los estudiantes universitarios. Estamos, por tanto, frente a un auténtico observatorio astronómico que todavía hoy se utiliza durante los meses de invierno, siendo así el observatorio en funcionamiento más antiguo de Europa.

copenhague340
La Rundetårn

Sin duda la particularidad más característica de la Rundetårn (entrada 25DKK por adulto, incluida en la Copenhagen Card) se encuentra en su interior ya que éste está formado no por escaleras, sino por una rampa de más de 200 metros en espiral que hace 7 giros y medio para llegar a su punto más alto. Este peculiar diseño, prácticamente único en toda la geografía europea, se debe a la necesidad de que carros tirados por caballos pudieran subir el pesado material astronómico hasta arriba. Se cuenta que el propio Christian IV recorrió entera la rampa a caballo el día de su inauguración.

copenhague339-2
Rampa en espiral de la Rundetårn

Hacia la mitad de la torre se sitúa la Sala de la Biblioteca, que ha sido escenario de exposiciones y conciertos desde su reapertura en 1987. En realidad este era el espacio que ocupaba antaño la antigua biblioteca universitaria del Trinitatis Complex.

La Rundetårn está íntimamente ligada a Hans Christian Andersen ya que aparece en muchos de sus cuentos y poemas (se dice que el escritor solía frecuentar la biblioteca). En su parte más alta se alza un privilegiado mirador circular de 360 grados sobre la capital danesa, uno de los más visitados por los turistas que vienen a Copenhague. ¡Merece mucho la pena subir hasta arriba!

copenhague341-2
Vistas de Copenhague desde lo alto de la Rundetårn
copenhague341
Vistas de Copenhague desde lo alto de la Rundetårn

Castillo de Rosenborg (Rosenborg Slot)

En apenas 10 minutos desde la Rundetårn estábamos ya entrando a los jardines que rodean el Castillo de Rosenborg, uno de los monumentos estrella de Copenhague. Contrariamente al esplendor del que gozan en primavera y en verano (cuando los habitantes de la ciudad aprovechan para montar sus picnics), los Jardines del Rey (Kongens Have) cobran un desangelado aspecto de árboles desnudos durante el frío invierno. Como también ocurrió en otros palacios europeos, el diseño de los jardines precedió al del propio palacio, tal era su importancia como parte integrante del mismo.

copenhague342
Jardines del Castillo de Rosenborg
copenhague345
Jardines del Castillo de Rosenborg

Vislumbramos la estilizada silueta del Castillo de Rosenborg mientras paseamos por el frío jardín. Su construcción a principios del siglo XVII es una excepcional muestra de arquitectura renacentista de estilo holandés, al igual que muchos otros edificios que veremos hoy. Se erigió, una vez más, por orden de Christian IV como su residencia de verano y casa de campo. Un siglo más tarde el castillo fue abandonado como residencia real y utilizado como lugar donde los reyes posteriores depositaban sus objetos más antiguos, exquisitos y codiciados. Hoy en día es un museo que, además de mostrar toda la pompa y solemnidad de la monarquía absolutista danesa a través de sus diferentes estancias, alberga las joyas de la corona real. Una especie de Torre de Londres danesa.

copenhague342-2
Castillo de Rosenborg
copenhague343
Castillo de Rosenborg
copenhague344
Entrada al Castillo de Rosenborg

El Castillo de Rosenborg (entrada 105DKK por adulto, incluida en la Copenhagen Card) es un edificio pequeño pero bastante alto (de ahí su estilo holandés). El interior se divide en tres pisos cuya visita está organizada como un recorrido temporal del linaje real danés. De este modo se comienza en la planta baja con la visita de las cámaras de Christian IV, el precursor de la obra, quien falleció en 1648 en una de las salas donde además se exponen las ropas ensangrentadas que éste utilizó en una batalla naval entre Dinamarca y Suecia acaecida en 1644 (en la cual el monarca perdió la vista de un ojo). Desde luego nos sentimos bastante intimidados visitando las estancias de Christian IV, todas ellas nos parecieron impresionantes.

copenhague346
Sala de invierno de Christian IV
copenhague346-2
Cámara de mármol
copenhague347
Sala de la planta baja

En la primera planta encontramos salas dedicadas a los reyes que sucedieron a Christian IV durante los siglos XVIII y XIX, aunque no todos vivieron aquí. Lógicamente son estancias de un estilo decorativo más moderno que las de la planta baja, repletas de una gran variedad de objetos de gran valor.

En algún lugar habíamos leído que la visita a este castillo no era imprescindible. Asombrados, nos preguntamos: ¿qué puede haber más imprescindible en Copenhague que visitar este castillo por dentro? En fin, todo es cuestión de gustos.

copenhague347-2
Este gran aparador de nogal albergaba un mecanismo interno con música
copenhague348
Gabinete de Frederik IV
copenhague348-2
Sala de la primera planta
copenhague348-3
Aposento de la primera planta

Llegamos a la segunda planta donde se encuentra el Gran Salón, el más amplio de todo el castillo. Esta sala muestra el absolutismo en toda su fastuosidad. En uno de sus extremos, los tronos del rey y de la reina están custodiados por tres leones de plata, los mismos que velan por el ataúd de los monarcas cuando éstos son mostrados al público durante los funerales en la capilla del Palacio de Christiansborg.

copenhague348-4
Gran Salón
copenhague348-5
Tronos del rey y de la reina

Después de visitar las tres plantas volvimos a salir al exterior donde un trabajador nos indicó muy amablemente que todavía nos faltaba por visitar el sótano, que alberga las piezas del Tesoro real danés, entre las que destacan armas, objetos de marfil y ámbar, trajes originales de diferentes reyes y, especialmente, las joyas de la Corona, custodiadas bajo estrictas medidas de seguridad. De hecho para admirarlas uno debe primeramente atravesar una puerta acorazada y luego contemplarlas a través de potentes cristales protectores.

copenhague349-3
Joyas de la Corona Danesa
copenhague350
Corona de Christian IV, de 1596
copenhague350-2
La Corona de los monarcas absolutos (derecha) fue utilizada en todas las coronaciones de todos los reyes desde Christian V hasta Christian VIII

¡Nos ha encantado el Castillo de Rosenborg! Antes de proseguir con nuestra ruta decidimos hacer algunas fotografías más del exterior. El destino quiso que justo en aquel momento nos topáramos con una vieja amiga de Instagram, Fátima de la cuenta @fatima_sunshine_, que durante aquellos días también se encontraba visitando la capital danesa. ¡Qué bonitos encuentros te regala la vida!

copenhague351
Castillo de Rosenborg
copenhague352
Castillo de Rosenborg

Galería Nacional de Dinamarca

Justo al lado del Castillo de Rosenborg se encuentra la Galería Nacional de Dinamarca (Statens Museum for Kunst), probablemente la pinacoteca más importante del país.

copenhague353
Galería Nacional de Dinamarca

Este espléndido y moderno museo (entrada 110DKK por adulto, incluida en la Copenhagen Card) alberga la colección de arte más antigua del país (la mayoría de sus obras pertenecían a las colecciones privadas de los reyes daneses) incluyendo miles de cuadros, esculturas y testimonios escritos desde principios del Renacimiento hasta nuestros días.

copenhague353-2
Sala de Rubens de la Galería Nacional

A lo largo de nuestro paseo por los 700 años de historia del arte europeo nos fuimos encontrando con lienzos de grandes maestros como Mantegna, Rubens, Rembrandt, Tiziano, Cranach el Viejo o El Bosco. Una importantísima colección inicial que fue ampliada posteriormente a lo grande gracias a una donación privada de arte moderno que incluía obras de artistas como Matisse, Braque, Munch, Modigliani o Picasso. Os podéis hacer una idea de lo que disfrutamos los cantineleros en este museo: ¡yo, con los Rembrandts y Matisses, Inma con su adorado Modigliani!

copenhague354
Sala dedicada al arte nórdico
copenhague355
Inma contemplando una obra de Edvard Munch

A pesar de todo lo comentado hasta ahora, el mayor atractivo que esconde la Galería Nacional de Dinamarca, al menos para nosotros, es poder contemplar la fabulosa colección de arte moderno danés. Nosotros desconocíamos absolutamente el arte de este país y fue todo un descubrimiento poder disfrutar de las obras de artistas como Christoffer Wilhelm Eckersberg, considerado el padre de la pintura danesa, y otros  como Møller, Nielsen, Hansen o Købke, por citar solo algunos pocos.

Se acercaba la hora de comer y pensábamos comer allí mismo pero no fuimos capaces de encontrar el restaurante de la Galería Nacional (solo su cafetería), así que nos aventuramos a seguir adelante con la ruta esperando encontrar algún buen sitio donde reponer fuerzas.

Barrio de Nyboder

Este peculiar barrio no suele aparecer en las listas de los lugares más visitados de Copenhague. de hecho se trata de una joya escondida, a pesar de que se encuentra a muy pocos minutos de la Galería Nacional y del Castillo de Rosenborg. El barrio de Nyboder está compuesto por varias hileras de pequeñas casas de un fuerte color anaranjado. Habíamos oído hablar de él por primera vez cuando leímos un artículo que hablaba sobre las localizaciones de La chica danesa. Por lo visto en Nyboder se rodó la escena en que Lili Elbe visitaba a escondidas a su amante con el fin de satisfacer la curiosidad que estaba comenzando a experimentar con respecto a sus emergentes instintos femeninos.

copenhague356b
Barrio de Nyboder
copenhague356
Casas de color anaranjado de Nyboder

Pero este no es el único aliciente de Nyboder, pues tiene también una historia muy interesante: su construcción se debió al plan de expansión de la ciudad propulsado por el rey Cristián IV (¡nuevamente!). Durante su reinado la Marina Danesa real había crecido muy rápidamente y la necesidad de alojar a las familias de los marines se convirtió en algo muy urgente. La construcción de Nyboder, entre 1631 y 1641, respondió a este fin. Resulta curioso saber que las familias que vivían en este barrio obtenían alojamiento y estudios gratuitos a cambio de que sus hijos recibieran instrucción militar para entrar en la Marina una vez cumplieran los 16 años de edad.

copenhague356c
Barrio de Nyboder

A pesar de que, como es lógico, muchas de las casas han sido restauradas, el estado de conservación y el aspecto pintoresco de este barrio hace que todavía hoy allí se siga respirando un auténtico ambiente de otro tiempo (actualmente muchas casas están ocupadas por familias que desempeñan algún tipo de trabajo relacionado con el puerto y la marina danesa). La perfecta perspectiva de las hileras de casas, así como sus vivos colores anaranjados y las bicicletas aparcadas en las puertas, hacen de ésta una visita muy curiosa e interesante.

copenhague357
Nyboder

Antes de proseguir con la ruta, vais a permitirnos que por fin repongamos fuerzas. El lugar elegido, un restaurante precioso de diseño nórdico, el Babette (también un hotel), donde nos comimos unas hamburguesas ecológicas acompañadas de unas patatas gourmet. ¡Deliciosas! Resultó ser un lugar muy recomendable a pesar del elevado precio aunque, ¡estamos en Copenhague! ¿Qué no es caro aquí?

Ciudadela de Kastellet

Después de comer entramos al recinto del Churchillparken, uno de los jardines más conocidos de Copenhague. Su nombre se debe al primer ministro británico quien, durante la Segunda Guerra Mundial, prestó ayuda al país danés favoreciendo enormemente su liberación. En su interior se encuentra el fuerte Kastellet, una de las ciudadelas militares mejor conservadas del norte de Europa.

copenhague358
Iglesia de St. Albans, en el parque de Churchillparken
copenhague358-2
Acceso a la ciudadela de Kastellet
copenhague358-3
Acceso a Kastellet

La construcción de la ciudadela de Kastellet fue inspirada nuevamente por la voluntad del rey Cristián IV de Dinamarca, cuando éste se dispuso a levantar un afianzamiento de defensa para reforzar la parte norte de la muralla de Copenhague. Fue sin embargo su sucesor, el rey Federico III, quien terminó de ampliar el proyecto tras el asedio sueco a Copenhague que tuvo lugar durante la Guerra sueco-danesa a mediados del siglo XVII. El ingeniero encargado de diseñar la ampliación fue el holandés Henrik Rüse. Con el devenir de los siglos Kastellet ha ido formando parte de la historia militar danesa cuando por ejemplo sirvió de fortaleza para la defensa de Copenhague frente a los ingleses en 1807, o durante la invasión de los nazis en 1940, quienes ocuparon la ciudadela sin apenas resistencia.

copenhague359
Edificios destinados al acuartelamiento militar en Kastellet
copenhague361-2
Perímetro de Kastellet

Lejos quedan ya aquellos sangrientos acontecimientos y hoy Kastellet es un espacio pacífico que sirve a los habitantes de Copenhague y a los turistas como parque público al aire libre. En el interior de su perímetro en forma de estrella (por ello nos recordó vagamente a la ciudadela de Jaca) se encuentran, además de los barracones militares, la Casa del Comandante (actual residencia del jefe danés de defensa), una iglesia y un fotogénico molino de viento de estilo holandés que no debes perderte en tu visita a Copenhague. Es el último de los 16 que habían por toda la muralla de la ciudad asegurando los suministros de harina y avena en caso de asedio. El que vemos hoy, del siglo XIX, sustituye a uno anterior y todavía sigue funcionando.

copenhague360
Molino de viento de Kastellet
copenhague361
Molino de viento de Kastellet

A pesar del intenso frío, disfrutamos enormemente de nuestro paseo por el perímetro en forma de estrella de la ciudadela. Habíamos entrado en Kastellet por su lado sur y ahora saldríamos por su lado norte para dirigirnos al monumento más popular de Copenhague, ¿adivináis a cuál nos referimos?

La Sirenita (Den lille havfrue)

Allí estaba. Ubicada en el Parque Langelinie, junto al puerto de Copenhague, la estatua de La Sirenita se alzaba sobre un pequeño montículo de rocas posando para unos cuantos visitantes que salían y entraban de varios autocares turísticos. Esta pequeña escultura fue realizada a principios del siglo XX por el escultor Edvard Eriksen como respuesta al encargo que le había hecho Carl Jacobsen (el hijo del propietario y creador de la marca de cerveza Carlsberg y de la Glyptoteket, Jacob Christian Jacobsen) en homenaje a uno de los cuentos más populares de Hans Christian Andersen. La Sirenita es, sin ningún género de dudas, el símbolo absoluto de la ciudad y de Dinamarca.

copenhague370
La Sirenita de Copenhague

Y lo es a pesar de que un gran número de visitantes se llevan una sonada decepción al contemplarla debido a su pequeño tamaño, algo similar a las burlas que suscita el Manneken Pis, símbolo absoluto de la ciudad de Bruselas. Pues bien, desde aquí me gustaría revindicar el valor de los monumentos pequeños que en ocasiones y contra todo pronóstico son capaces de convertirse en verdaderos iconos, hasta tal punto que entran a formar parte del imaginario colectivo.

copenhague371
La Sirenita de Copenhague
copenhague374
La Sirenita

El caso de La Sirenita es un caso muy ilustrativo. Desde el mismo momento en que fue instalada aquí en 1913, esta escultura de bronce ha sido el blanco de actos vandálicos más o menos reivindicativos durante las últimas décadas, actos que por otro lado no han hecho sino contribuir más aún a su fama: ha sido decapitada, le han amputado un brazo, la han pintado de rojo, de azul, incluso la han vestido con un burka y con un traje del Ku Klux Klan. Y todo porque es un símbolo, un icono de nuestra cultura occidental.

aaa
La Sirenita
aaa1
La Sirenita

La principal ventaja de venir a Copenhague en pleno invierno es que no encuentras ni una tercera parte de los turistas que visitan la capital danesa en otras épocas del año. Nosotros pudimos disfrutar de todos los monumentos de la ciudad sin agobios de ningún tipo, incluyendo su monumento más frecuentado y fotografiado. Había gente, sí, pero pudimos hacer sin ningún problema todas las tomas que nos dio la gana y desde todos los ángulos posibles. Es bueno saberlo, ¿no es así?

copenhague376
La Sirenita
copenhague375
La Sirenita

Sankt Albans Kirke y Fuente de Gefion

Nos despedimos de La Sirenita y seguimos el camino que termina de completar el perímetro exterior de Kastellet. Hemos vuelto al Curchillparken, donde podemos admirar esta vez de cerca otro de los templos más interesantes de Copenhague, la iglesia anglicana de Sankt Albans, levantada a finales del siglo XIX en estilo neogótico (abierta solo durante algunas horas del día). A su lado, se levanta la fuente monumental de Gefion, inspirada en una leyenda nórdica y encargada por la familia Carlsberg para conmemorar el 50º aniversario de la cervecería. Fue una lástima no haberla podido ver en funcionamiento pues el frío congela las tuberías por donde pasa el agua.

copenhague377
Fuente de Gefion, con la Sankt Albans Kirke al fondo
copenhague377-2
Fuente de Gefion
copenhague378
Sankt Albans Kirke

Tour por los canales y el puerto

En poco más de 10 minutos ya estábamos nuevamente en el puerto de Nyhavn, donde a Inma se le ocurrió una brillante idea que no teníamos prevista: ¡hacer un tour en un barco turístico por los canales de Copenhague! Y es que con la empresa Canal Tours teníamos la visita incluida con la Copenhagen Card (sin ella el coste es de 85DKK por adulto). Antes de comenzar el recorrido por los canales de la ciudad aprovechamos para tener una nueva visión del puerto de Nyhavn, esta vez desde el agua. Pero qué bonito es este lugar…

copenhague379
Puerto de Nyhavn
copenhague379-2
Fotografiando el puerto de Nyhavn desde el barco
copenhague380
Fotografiando el puerto de Nyhavn desde el barco
copenhague381
Fotografiando el puerto de Nyhavn desde el barco
copenhague382
Casas de Nyhavn

De todas las modalidades nosotros elegimos el Grand Tour, un trayecto por los canales y el puerto que dura aproximadamente una hora. El barco turístico dispone de una cubierta de cristal en invierno para que los visitantes no pasen frío pero nosotros decidimos sentarnos fuera para disfrutar al máximo de las vistas. Allí, bien acurrucaditos, fuimos atendiendo a las explicaciones en inglés que daba nuestra guía sobre todos los monumentos que se encuentran a orillas del puerto y de los canales, ¡que no son pocos! El Teatro Real Danés (Royal Danish Playhouse), la Ópera, La Sirenita, el Palacio de Amalienborg, la Biblioteca Real Danesa (Black Diamond), el edificio de la Bolsa, el Palacio de Christiansborg,… ¡Todo un repaso por la historia de la arquitectura de Copenhague!

copenhague386
Teatro Real Danés
copenhague383
Ópera de Copenhague
copenhague384
La Sirenita vista desde el agua
copenhague385
Palacio de Amalienborg con la cúpula de la Frederik Kirke al fondo
copenhague388
Biblioteca Real Danesa (Black Diamond)
copenhague389
Edificio BLOX
copenhague556
Edificio de la Bolsa de Copenhague

Barrio de Christianshavn desde el barco

La suerte quiso que nuestro barco navegara a través del canal de Christianhavn, en el barrio del mismo nombre, una de las pocas zonas de Copenhague que aún nos faltaban por conocer. Justo en el momento en que atravesábamos este pintoresco canal, muy parecido a los canales de Ámsterdam, comenzó a nevar muy tímidamente. Aquello apenas duró cinco minutos pero alivió a nuestros corazones ávidos de que al fin nevara en Copenhague.

copenhague556b
Entrando al canal de Christiansnhavn

En Christiansnhavn, barrio donde vive gente creativa y soñadora, existen dos reclamos turísticos de primer orden. El primero de ellos es Christiania, una antigua área militar abandonada de unas 34 hectáreas que fue ocupada en 1971 por una comunidad hippie con el fin de crear un sistema de gobierno autogestionado y vivir la vida según sus propias leyes (incluyendo el consumo y la venta “legal” de drogas). Se estima que hoy en día siguen viviendo en Christiania alrededor de unas 1000 personas que continúan con ese estilo de vida alternativo, proclamándose a sí mismos independientes de la ciudad de Copenhague, de Dinamarca e incluso de la Unión Europea.

Nosotros decidimos no visitar este lugar. ¿Que por qué razón omitimos uno de los lugares más visitados de Copenhague? Sencillamente no nos llamaba la atención. Además, no queríamos sentir que molestaríamos ni invadiríamos el espacio privado de aquellas personas (de hecho está terminantemente prohibido hacer fotografías en todo el recinto de Christiania, excepto en algunos rincones concretos, principalmente por el tema de venta de drogas).

El segundo atractivo de Christiansnhavn es la Vor Frelsers Kirke (Iglesia de Nuestro Salvador), templo barroco cuya peculiar torre con chapitel en espiral y escalera exterior de caracol (inspirada en la de la Iglesia de Sant’Ivo alla Sapienza de Roma) sí pudimos ver desde el barco. Dos visitas, en definitiva, que quedarán pendientes para una próxima escapada a la capital danesa.

copenhague387
Torre con chapitel en espiral de la Vor Frelsers Kirke

El barco regresó al punto de partida, el puerto de Nyhavn, donde ya caía la noche. Desde allí emprendimos el camino de vuelta al hotel siguiendo la misma ruta que el día anterior: desde la Plaza de Kongens Nytorv continuamos por la calle Strøget hasta la Rådhuspladsen.

copenhague391
Llegando de nuevo al puerto de Nyhavn
copenhague391-2
Puerto de Nyhavn
copenhague557
En la calle Strøget se encuentra el Museo Guinness de los Récords. En su entrada hay una escultura a tamaño real del hombre más alto jamás registrado, se llamaba Robert Wadlow y medía 2,72 metros.

Antes de llegar al hotel, volvemos a pasar por el 7-Eleven de la Estación Central para comprar la cena. ¡Menudo día el de hoy! Estamos exhaustos pero había merecido la pena cada paso dado por las calles de esta increíble ciudad repleta de atractivos. Mañana toca volver a España pero antes cogeremos un tren para visitar… ¡el castillo más grande de toda Escandinavia!

¡Buenas noches cantineleros!

SIGUIENTE ETAPA. DÍA 3

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4 comments on “Día 2 en Copenhague

  1. ¡Alucinada me tenéis! ¡Qué ganas de ir! No pensaba ni por asomo que hubiera tanto para ver. Las fotos son flipantes, como siempre, pero el Cristo parece que va a salirse y cobrar vida.
    De verdad, que acabas de colocar Copenhague entre mis destinos top.
    Genial el mapa para seguir los principales lugares para visitar, a mi también me gusta poner si se da el caso, me parece muy útil.
    Gracias por compartir esta información y vuestra experiencia e impresiones.
    Un abrazo.

    Me gusta

    • Alucinada nos has dejado tú con tu comentario!! Muchísimas gracias de verdad, no sabes la energía que nos dan opiniones como la tuya. Aunque esto no sea más que un hobbie, te pone las pilas saber que estás ayudando a otras personas mientras compartimos nuestra pasión (la nuestra y la vuestra) que es viajar! Un súper abrazo María José

      Me gusta

  2. Me encantan vuestros relatos de Copenhague. Las fotos de exteriores son…¡magníficas!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s