Amanece un nuevo día en Praga, en nuestra enorme suite del Hotel General. Desayunamos en el salón principal y salimos a recorrer nuevos barrios. En las calles de Praga se filmó una de las películas favoritas de Rafa, Amadeus (1984), una historia ficticia inspirada en la vida del compositor austriaco Mozart. Y es que, aunque ambientada en Viena, la mayor parte de sus escenas se rodó principalmente en la capital checa.

Comenzamos el día visitando el exterior del Teatro Estatal, Rafa quería pasar por allí porque fue allí donde el divino Mozart estrenó su Don Giovanni en 1787.

praga30

Teatro Estatal

Regresamos por segunda vez a la Plaza de la Ciudad Vieja, donde visitamos su edificio más emblemático, la Iglesia de Nuestra Señora de Tyn.

Edificada en el siglo XIV, este templo de estilo gótico tardío posee dos afiladas torres que son el símbolo de la plaza.

praga34

El Reloj Astronómico junto a Nuestra Señora de Tyn

Además de la Iglesia de Tyn y del Ayuntamiento con su Reloj Astronómico, en la Plaza de la Ciudad Vieja destaca otro edificio, la Iglesia de San Nicolás. No hay que confundirla con la iglesia del mismo nombre que se encuentra en el barrio de Malá Strana y que visitamos ayer.

praga35

Monumento a Jan Hus, en primer plano, y la Iglesia de San Nicolás, al fondo a la izquierda

Además del nombre, ambas tienen otra cosa en común: su creador. Construida entre 1732 y 1737 nuevamente por Kilián Dientzenhofer, su interior no resulta tan impactante como el de su homóloga.

Aquella tarde estaba reservada a dos de las joyas más increíbles de Praga. La primera de ellas es el Clementinum, que en su origen fue la sede del colegio jesuita de la ciudad. Este espectacular complejo arquitectónico alberga en su interior la Biblioteca Nacional, la Capilla de los Espejos y la Torre Astronómica. 

La Biblioteca es absolutamente increíble, sin duda una de las estancias más bellas que jamás hemos visto. Aunque fuera el único monumento de la ciudad, su visita ya compensaría por sí sola un viaje a Praga.

biblioteca-klementinum-republica-checa-1

Biblioteca (Fuente: boredpanda.es, propiedad de ccmailb)

En cuanto a la torre, fue utilizada para realizar observaciones astronómicas y hoy en día como fabuloso mirador de 360 grados de todo el centro histórico.

praga39

Panorámica de Praga

La segunda joya, quizás lo que más nos gustó de nuestro viaje, fue el Barrio Judío, en especial el cementerio, sin duda alguna el lugar más sobrecogedor e impactante de toda Praga. Se dice que durante más de 300 años este era el único cementerio donde estaba permitido enterrar a los judíos. Se trata de un espacio sorprendentemente pequeño para albergar a tantísimos cuerpos, por lo que tuvieron que enterrar a muchos encima de otros. Hoy en día se estima que debajo de las 12.000 lápidas visibles pueden haber enterradas … ¡alrededor de 100.000 personas!

praga40

Cementerio judío

Adyacente al cementerio, se encuentra el Museo Judío, que se encarga de documentar las tradiciones y la historia de la población judía en la República Checa. Uno de los episodios más recordados, tristemente, es aquel que se refiere a la represión sufrida durante la ocupación nazi de Checoslovaquia. Rafa se emocionó al contemplar los dibujos que los niños hicieron en el cercano campo de concentración de Terezín. En ese momento todavía no sabía que años después este sería precisamente el tema de una investigación. La visita a Terezín queda pendiente para un futuro no muy lejano…

Completamos la visita del barrio judío entrando a varias sinagogas, una de ellas denominada Sinagoga Española debido a su decoración interior morisca que recuerda a la Alhambra de Granada y que resulta apabullantemente bella.

A la salida, justo enfrente de la sinagoga, se encuentra una escultura de Jaroslav Roná que representa de una manera muy peculiar al escritor Kafka. De nuevo, volvíamos a toparnos con él en nuestro viaje…

praga41

Escultura de Kafka, a las puertas de la Sinagoga Española

Día largo e intenso, el de hoy. Toca al fin volver al hotel por el mismo camino del río de siempre. Mañana es nuestro último día y lo dedicaremos a visitar la Plaza Wenceslao, otro de los lugares importantes de la ciudad.

¡Hasta mañana!

SIGUIENTE ETAPA DÍA 4