• Cataluña,  PUEBLOS BONICOS

    Los pueblos medievales más bonitos del Baix Empordà

    Eclipsados por la popularidad de la Costa Brava y sus pueblos de playa como Calella de Palafrugell, Begur, Tamariu o Palamós, en la comarca girondina del Baix Empordà existe un grupo de pequeñas poblaciones de interior cuya belleza bien podríamos comparar sin ningún tipo de complejo a la de otras mágicas regiones europeas, como los Cotswolds, la Alsacia o la Toscana. Pocos lugares en España cuentan con una aglomeración semejante de pueblos bonitos cuya arquitectura medieval se ha conservado de un modo absolutamente impecable.

  • Cataluña,  CON MUCHO ARTE,  PUEBLOS BONICOS

    Horta de Sant Joan, el pueblo en el que Picasso recuperó la alegría

    En la provincia de Tarragona, en pleno corazón del Parque Natural de Els Ports, se esconde un pequeño pueblo de origen medieval que se jacta de haber sido refugio y amparo para el mismísimo Pablo Ruiz Picasso en uno de sus peores momentos vitales. Llegó a marcarle tanto este lugar que en una ocasión comentó: "todo lo que sé, lo aprendí en Horta (de Sant Joan)". Yo también he querido venir a este pueblo en un momento delicado de mi vida. Quizás inconscientemente esperaba que Horta también me revitalizase a mí. Y en cierto modo, así ha sido.