• CON MUCHO ARTE,  FRANCIA

    Tras los pasos de Van Gogh

    Los 4 pueblos franceses donde el pintor dejó su huella

    Van Gogh pasó la última etapa de su vida en suelo francés, desde 1886 cuando llega por primera vez a París hasta 1890, cuando muere finalmente en el pueblecito de Auvers-sur-Oise. Además de la capital, existen cuatro pueblos en Francia en los que el artista dejó una huella imborrable. Visitar estos cuatro lugares es recorrer el mismo camino que el pintor transitó, un camino de búsqueda personal que terminó trágicamente. Os propongo realizar el mismo trayecto, peregrinando juntos a aquellos lugares que hoy ya son como templos sagrados para los amantes del arte.

  • Comunidad de Madrid,  CON MUCHO ARTE

    Los cuatro museos de Madrid que aún no conoces… y deberías conocer

    Alejados del circuito turístico habitual de sus tres grandes pinacotecas, en Madrid existen otros espacios museísticos que sin duda merecerían un mayor reconocimiento y fama del que actualmente atesoran. En estos museos no tendrás que hacer colas kilométricas, ni sacar tu entrada por anticipado, ni pagar un precio desorbitado por acceder, ni siquiera tendrás que invertir demasiado tiempo en visitarlos. Hoy vamos a presentarte cuatro auténticas joyas que sin duda deberías conocer por la belleza, no solo de sus colecciones, sino también de los palacetes que las custodian.

  • Comunidad de Madrid,  CON MUCHO ARTE

    La Catedral «outsider» de Justo Gallego

    La visita de hoy corresponde a uno de esos lugares inclasificables que nos atraen irremediablemente, como un imán, porque están marcados por una naturaleza insólita. No puedo recordar cuándo escuchamos por primera vez el nombre de Justo Gallego, el protagonista de una historia que bien habría podido inventar la mente de un escritor de ficción: el hombre que decidió dedicar su vida entera a construir una catedral con sus propias manos. Lo que sí puedo recordar nítidamente es que desde aquel preciso momento nos entró la necesidad de ver algún día aquella obra con nuestros propios ojos.